mano de santo en la nieve

Cerler y CIA

 

Después de haber estado algo más de un mes viajando por media España, he ido a descansar al Pirineo, en concreto a la estación de esquí de Cerler, donde un amigo me ha invitado a pasar unos días.

Ha dado la casualidad de que uno de estos días ha coindido con mi cumpleaños y tuve la oportunidad de compartir una estupenda comida con mi amigo Miguel, en el restaurante Chongastán, en el pequeño pueblo de Chía. La comida fue exquisita, y la atención del personal muy agradable.
El menú consistió en:

  • Vino, garnacha 2018 Secastilla, la Miranda
  • Crema de calabaza con semillas de amapola.
  • Alcachofas frescas confitadas.
  • Panceta de duroc a baja temperatura con vieras y salsa romescu.
  • Chuletón de ternera de ganadería propia.
  • Requesón de Radiquero con nueces y miel y mouse de mango con helado.
  • Pacharán casero.
  • Cortado

El resto de los días han transcurrido muy tranquilamente. Como yo no podía esquiar por las malditas secuelas del COVID, pasaba las mañanas en el bar bebiendo cerveza y tomando el sol, mientras Miguel esquiaba por las nuevas pistas de la estación. Después ibamos a comer y a pasar la tarde muy relajados charlando hasta la hora de cenar. Y así un día tras otro.

Ha sido un placer gozar de una buena amistad y de unos paisajes que congelan la retina y que permanecerán por mucho tiempo en mí.

 

No hay nada como tomar el sol en la nieve.

Por favor, siguenos y subscríbete
error2
fb-share-icon20
error

¿Disfrutas este blog y subcríbete? Por favor, pasa la voz :)

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: