Restaurante Altafulla

Este es el primer post de mi nuevo blog, y espero que sea el principio de un nuevo y largo camino que quiero compartir con todos. Hoy, después de 3 días celebrando mi santo, ya va siendo hora de volver a la realidad, y para poner fin a esta cuaresma de desenfreno y disbauxa, he parado a comer en Altafulla, en el Restaurante Altafulla, famoso buffet abierto, donde los insaciables apetitos, se revuelcan sobre las mesas. He comido un poco de todo, no demasiado, y he acabado en el Leroy Merlin, donde me han regalado un suelo nuevo para la furgo. Final feliz para 3 días de descanso. 
Un saludo. Benito Marchoso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
×

Tabla de contenido